Menu

FRAILES (Jaén)


FRAILES

El pueblo y término de Frailes es un bello lugar, acogido a las faldas de la Martina, en los límites del Reino de Jaén con el de Granada, perteneciente a la antigua Abadía de Alcalá la Real, fue un lugar de recreo inigualable en otros tiempos por su riqueza en aguas y su nostálgico Balneario.

A media ladera del cerro y partido por los ríos Chorrillo y Soto Redondo, de modo caprichoso y desigual, se conforma la Villa de límites cabales, de calles empinadas y zigzagueantes con pequeños rellanos aptos para el descanso, sombreados por parrales en donde las macetas y los tiestos cobran risueño protagonismo. Aquí, de tramo en tramo, se abren pequeños huertos familiares dando la sensación de vivir en suelo agrario a la vez que urbanizado.

El agua nace en su mismo corazón y circula por todo su cuerpo en fuentes, veneros y manantiales, en arroyos y riachuelos. Sus aguas, frescas y limpias, son un verdadero regalo del cielo, pues fecunda la tierra, alimenta a humanos y animales y atrae a vecinos y visitantes. Pero la corriente del río, engalanada por sus puentes, separa y une el caserío coronado por la torre del campanario de su iglesia parroquial, desde donde el repiqueteo de las campanas rompe el normal silencio del ambiente. El agua es la esencia de Frailes.

La ermita de San Pedro en la salida del pueblo hacia la Hoya, la de San Antonio en el barrio de su nombre y casi enclavada en la sierra y la del Calvario, son lugares que invitan al retiro y la tranquilidad.

Villa de estratégico enmarque, de serenos atardeceres y alegres despertares, de gentes buenas, amantes de su tierra y dispuestas a la hospitalidad.

Su población, de gentilicio 'fraileros', es de 1.775 habitantes, que se distribuye por un dilatado casco urbano, debido al binomio casa-huerto, por el que cada casa tenía una extensión más o menos amplia de huerto y por núcleos diseminados como Los Rosales, Majada Abrigada, Los Bailaores, Los Barrancos, Cañada Alcalá, Cañada Nogueras, Cerrillo del Ciego, La Dehesilla, El Nogueral, Las Parras, Puerto Blanco y Solana de la Parra.

Gastronomía:

En estrecha relación con la agricultura y con la tradición se encuentra nuestra cocina. La tradición, que es sabiduría popular destilada, nuestros abuelos sabían lo que les caía bien y eso es simplemente lo saludable.

Así nos encontramos como aperitivos las aceitunas aliñás, o la sangre frita del pollo que se ha matado del corral mientras llega el plato principal. La tapa de chorizo, salchichón o jamón de nuestra matanza son los entrantes principales. Las sopas, siempre pensando en darle calor al cuerpo en los gélidos inviernos de forma barata, se tomaban cachorreñas, maimones o huevos en gazpachuelo, mientras que en verano, para calmar la sed y aliviarse de los calores, el ajo blanco y gazpacho conforman los platos principales de la gastronomía en esta tierra.

De entre las ensaladas, la reina indiscutible es el remojón con pan de higo, granadas y aceitunas partías.

Y pasamos al primer plato, los potajes y el cocido.

           

 

Las tortillas son las típicas, con los productos de la tierra y de temporada como son las de cardillos, collejas y con miga de pan, ajo y perejil.

Como platos más contundentes, cuenta nuestra cocina con el guisao de pies, que se tomaba en la cena de noche vieja, o el afamado choto frito.

Pero, en la cocina de Frailes, una de las reinas es la seta de cardo, deliciosa de todas las formas, ya sea frita, 'enhariná', a la plancha o en salsa de almendra.

 

Para los postres y desayunos tenemos las ricas papuecas, picatostes con vino y azúcar, leche migá, compota de membrillo y calabaza asada. Como dulces caseros, tenemos borrachos, nochegüenos y las magdalenas y tortas de manteca.
 

 

 

Lugares con historia:

Cinema España….
Fue en junio de 1949, con la película 'Camino de Santa Fe', en medio de los años mas grises de la Posguerra, cuando llegó la fábrica de quimeras a Frailes. Lejos quedaba ya el día en que los hermanos Lumière presentaron, ante el asombro de todos, aquel artilugio que habían inventado, el cinematógrafo, que tantos sueños ha hecho vivir a la humanidad. Fue gracias a la familia Murcia, mérito total y absoluto de ellos, no sólo el haber construido el cine, sino también el haberlo mantenido y conservado intacto para las generaciones venideras. Es el Cinema España, un cine-teatro que en su interior guarda un gran tesoro. Tesoro material en tanto que su decoración y mobiliario son los originales, hecho todo de modo artesanal, de otro es un tesoro espiritual, pues a lo largo del tiempo muchos fraileros se han emocionado y muchos enamorado entre sus paredes.

PUNTO DE SELLADO

 

FRAILES